Que calvario de vida!

abril 5, 2010

Señor, que crus!
Eu pensaba que esta Semana Santa iba ser tranquila e que os nosos gobernantes tomarían un relax.
Nada mais lonxe da realidade.
A actividade foi frenética en todo momento. Non pararon nin un segundo.
Primeiro, para corroborar que Marín é un municipio laico, o alcalde e mais o tenente alcalde  Ruibal organizaron a súa propia bendición de Ramos, pero non con ramos, senón con  pólas de pino. Laica, iso si, que conste.
Dedicáronse estes dous a dar pinchos de póla en póla nas árbores de Cadro. E tantos chimpos deron cos arneses incrustados na entreperna que, según contan as malas línguas, acabaron cos “juevos desfeitos”, dispensando a expresión.
Unha vez rematada a sesión  “pro simio”, os bipartitos bifurcáronse cada quen polo  seu rego.
Ruibal saleu raudo coma un cohete a facerse unha foto promocional con con Xunca e mais Xunquiño.
Despois, corre que corre, cos juevos a ferver por culpa  do maldito arnés do ecoparque, aínda tuvo tempo de organizar a “penúltima cena” con algúns amigos  empresarios que aseguran “Marín  precisa menos de 200.000metros cadrados de zona empresarial”.  Naturalmente os empresarios do porto nada saben desta enquisa, e moitos outros coma os da pedra, que non son simpatizantes do Bloque, tampouco.  Desta maneira chegamos á conclusión que este tipo de “encuestas” non sirven para nada porque se con uns non se falan e a outros nin se molestan en informalos, dime ti para que sirve o que digan os tres ou catro amigos incondicionales que sólo van á súa comenencia sin pensar nos intereses de todos.
E logo os empresarios que non son amigos non contan?
Ai Señor… que viacrucis!
Mentras Ruibal e Vilaboa pasaban o xoves Santo quitandolle metros ás necesidades de solo empresarial, o alcalde andaba traxinando cos políticos pontevedreses, amenazando con pistolas de agua para que se vaian de Marín e se esquezan do porto porque as necesidades destes empresarios son cousa nosa e solamente nosa,  e Marín conta con chan mais ca suficiente para todos os empresarios, pero todos todos e todos.
Se traducimos iso a metros reales…cantos serían? O alcalde non sabe nin contesta. xa responde o Bloque por todos.
Que Calvario, Señor…
Despois da guerra mediática… corre que te corre, tuvo que botar pomada anti roces nas súas partes, xa sabedes, tamén  aqueixado el  dos malditos proídos do ecoparque, aínda tuvo tempo Fran para defenderse dos ataques dos sindicatos  antes de sair arreando para a procesión, pois había que vestirse de Nazareno para cumplir o ritual relixioso e así sorprender ós veciños.
Para todos os que non sepades: Fran é cofrade e toma vela nas procesións.
Non todo vai ser laico na viña do Señor, pensa Fran Veiga. Unha de cal e outra de area, así é cómo o Pesoe se edifica a sí mesmo. Un tanto laico, un tanto eclesial, un chisco profano, unha pinga Divino. Argamasa flexible e plesiglás para adaptarse a todos públicos.
Ai Señor, que Calvario de Vida!!
Menos mal que hoxe é luns de Pascua, Cristo xa está resucitado, os cataláns celebran o día da mona,  e nós podemos volver á rutina.
Ou sexa…mais do mesmo pero mais amodiño.

———————–

La Voz de Galicia. es

Marcos Gago——2 de abril de 2010

Cifran la demanda de suelo empresarial de Marín en 150.000 metros cuadrados

El Concello expone a Xestur la necesidad de crear un polígono para cubrir las expectativas de 62 firmas

La necesidad real a corto plazo de suelo empresarial en Marín oscila entre los 150.000 y los 200.000 metros cuadrados, según un informe técnico. El estudio, encargado por el Concello a una asistencia técnica, fue presentado por el teniente de alcalde, el nacionalista Manuel Ruibal, y el edil de Urbanismo, Xosé María Vilaboa. Una copia del informe ya ha sido remitida a Xestur Pontevedra para que este organismo considere su ejecución.

Ruibal explicó que el Concello realizó este informe tras una reunión con el gerente de Xestur, Javier Domínguez, el año pasado. En este encuentro, Domínguez les comunicó que estudiaría la viabilidad de suelo empresarial en Marín si se justificaba debidamente su necesidad. Por esta razón el Concello encargó el informe que hicieron público ayer.

En total se hicieron encuestas a 111 empresas, de las que 62 mostraron «moito interese», según Ruibal, en instalarse o ampliar sus dependencias en un polígono en Marín. De estas 62, un total de 28 manifestaron que tenían «moitísimo interese» y que necesitaban este suelo para expandirse y ganar en competitividad.

Ruibal señaló que la tipología de estas empresas es que la mayoría está vinculada de alguna forma con la construcción, aunque también hay firmas de servicios, transporte y una amplia gama de pequeño y mediano tamaño. La facturación de estas firmas no supera en ningún caso los dos millones de euros y suelen dar trabajo a personas del entorno.

El teniente de alcalde recalcó que las conclusiones del estudio justifican un polígono empresarial pequeño, de algo más de 15.000 metro cuadrados, que podrían ser 300.000 para los casos más optimistas. La mayor parte de las empresas demandó parcelas de unos mil metros cuadrados, mientras que solo el 7% pidió fincas de más de dos mil.

Propiedad y no alquiler

«Case todas as empresas apostan pola propiedade das parcelas», resaltó Ruibal, que añadió que estas firmas están dispuestas a pagar poco más de 60 euros por metro cuadrado. Para el edil marinense, esta última valoración es consecuente con el volumen de negocio y tamaño de las industrias.

Por su parte, Xosé María Vilaboa urgió a la Xunta a ejecutar este polígono sin esperar al PXOM. Vilaboa precisó que la Xunta tiene los medios legales adecuados para poder acometer esta actuación incluyéndola en algún programa a nivel gallego. De esta forma se evitaría perder tiempo e instó al PP local a apoyarlo. Vilaboa también pidió que la Autoridad Portuaria reordenase el espacio del puerto y lo preparase para albergar una zona logística.

———————————-


Hoxe pleno

diciembre 11, 2009

Hoxe venres, temos pleno. Útimo pleno do ano
Un pleno mais importante do que se podería pensar porque, unha vez mais se nos plantexa o tema dos polígonos industriais, e unha vez mais sentimos que este equipo de goberno está a deixar escapar unha grandísima oportunidade de prosperidade para Marín.
O mércores pasado reuníronse todos os partidos políticos para buscar un “consenso”. O malo é que para o noso alcalde, a palabra consenso significa “Que todo o mundo acepte a miña proposta”, sin escoitar as propostas alleas.
O resultado desta reunión foi un desastre.
Os rumores que corren por ahí, din que os políticos estiveron sentados arredor dunha mesa durante cinco minutos, en silencio total.
Cando rematou o silencio empezou a desvandada e todos se foron con vento fresco.
Por que esta desavenencia?
A resposta é a seguinte:
O alcalde pretendía que os dous grupos da oposición aceptaran presentar o Pituco coma única alternativa para polígono industrial en Marín.

Os concelleiros de Marín-In non están de acordo porque saben perfectamente que o Pituco vai ser rechazado pola Xunta de Galicia por ser  un monte declarado coma “protexido” e xa está catalogado desa maneira en “Montes de Galicia”. É un monte de clara afectación ecolóxica e histórica.

Os do PP pensan o mesmo ca os de Marín-In, pero están despostos a apoiar esta moción do grupo de goberno por coherencia, posto que cando se negociou a redacción do PXOM, o PP prometeu apoio ó Pituco a cambio de que no PXOM quedara contemplado o estudio de Pastoriza nun futuro. (Este sería un punto que quedaría reflexado na literatura do PXOM.) E o equipo de goberno estivo de acordo.
Para que o PP apoie ó alcalde, o alcalde ten que aceptar a moción de María Ramallo quere presentar esta tarde no pleno, para que o SEPES  faga un estudio da viabilidade de Pastoriza.

Parece ser que o equipo de goberno vai decir NON a esta moción do PP.
O equipo de goberno non quere que se faga o estudio do polígono de Pastoriza.
O equipo de goberno pretende que o Pituco sexa a única alternativa coa que conta Marín.
Cal é o motivo?
O motivo é fastidiar unha idea que non tiveron eles. O motivo é o puro capricho do alcalde que non quere ceder porque sería darlle a razón á oposición. O motivo é o despeito.

Por que eu estou tan interesada en facervos comprender a vós a importancia deste tema?
Pois porque Moaña xa ten rematada a redacción do seu PXOM.
No PXOM de Moaña está contemplado un polígono industrial en Pastoriza e se Marín avogara por esa mesma idea, a Xunta de Galicia tería todas as facilidades para aceptar un proxecto que, sendo compartido por dous municipios, sairía mais barato, sería mais rápido e contaría coa mitade de dificultades.
E non haberá quen queira quitarlle a venda dos ollos ó alcalde?
Saúdos de breaseixo

————————————————–

Dende Marinenses.com chéganos este artigo de Erasmo

erasmo

Vie Dic 11, 2009 2:31 am

BALANCE MUY POBRE

Hoy, viernes, toca pleno en el Ayuntamiento. Es el último de un año al que podríamos calificar de pobre, muy pobre en cuanto al balance de gestión. No hay más que constatar que finalizamos 2009 sin presupuestos para el próximo año –un despropósito que nos muestra la auténtica dimensión por el desinterés del bien común-, lo que es lo mismo prever que 2010 será como jugar a la ruleta rusa con el dinero que es de todos los marinenses.

Ya les adelanto que el consenso político que el alcalde pretende para instalar un polígono industrial en el Pituco no se va a producir. Antes del pleno de la tarde, por la mañana, habrá una reunión de última hora para el consenso en la Junta de Portavoces. Pero todo lo más que se puede encontrar el alcalde es el apoyo del PP –difícil pero no imposible- siempre que admita también Pastoriza como polígono industrial, para lo cual debe aceptar que la Sepes realice un estudio sobre el terreno tal y como hace diez meses se lo pidió el Congreso de los Diputados y, además, debe admitir también que se incluya en el PXOM ese compromiso. Mar-In lo tiene claro y va a votar que no al Pituco. Las cosas, por tanto, están como estábamos antes de que ahora le asalten las prisas al equipo de gobierno del Concello sobre la demanda, real, que existe sobre suelo industrial en Marín.

De sobra saben cuál es mi opinión y mi opción sobre esta materia puesto que en ninguna ocasión la he ocultado en estas páginas. Insisto en que la mejor opción para Marín es la de Pastoriza. El Pituco es un parche innecesario y cortoplacista. Los modernos polígonos industriales hoy se hacen en zonas alejadas de las ciudades, bien comunicadas, pero alejadas para no entorpecer el desarrollo urbano. Construir un polígono industrial en el Pituco tiene muchos inconvenientes (medioambientales, cercano relativamente a un núcleo urbano, antiestético, de posible colisión con el patrimonio, técnicos, etc), pero el más destacado apuntaría que es la insuficiencia de suelo. En diez años o menos tendríamos que volver a revisar todo de nuevo.

En todo este proceso, mi convicción personal es que el equipo de gobierno no sabe lo que es un polígono industrial. Y por eso está cometiendo un grave error como también lo han cometido anteriores corporaciones. No tengo el privilegio de representar al pueblo de Marín en el Ayuntamiento pero si lo tuviera le preguntaría a este gobierno municipal y me da igual cuál fuera mi interlocutor qué es lo que entienden ellos por un polígono industrial y que es lo que entienden ellos por sentar los cimientos de un auténtico desarrollo económico y empresarial para una comarca como la de Marín, con 26.000 almas, un Puerto como el que tenemos y un talento emprendedor entre nuestros vecinos que para sí lo quisieran otras poblaciones similares en Galicia y fuera de Galicia. Agradezco a los administradores la oportunidad para expresarme sobre este asunto en este foro y también en el de Breaseixo. Es mi deber como marinense y también mi obligación por mis conocimientos que, aunque escasos, pueden aportar algo de luz en esta materia. Lo pueden comprobar por los artículos que he escrito en meses anteriores y sobre los que hay constancia porque siguen ahí.

Entiendo que no se le pueden poner puertas al campo. El mundo sigue avanzando de forma imparable y el que se duerme se queda atrás. Equivocarse en una cuestión como esta es perder años de progreso y prosperidad. Por eso acertar con el diagnóstico, formulación del problema, estudiarlo y resolverlo es vital. Hasta ahora los que nos gobiernan no han sabido hacerlo y miren que lo han tenido fácil porque se lo han puesto como a Fernando VII. Pero lo peor es que están entorpeciendo el futuro de Marín. Admito su voluntad y su empeño pero están actuando contra los intereses de Marín. A estas alturas ya no me cabe duda de que es por desconocimiento pero también por despecho. Por despecho de que otros –en este caso la oposición- hayan acertado con la solución. Fracasado el intento de instalar minipolígonos en A Brea, Vista Alegre y Ardán, socialistas y nacionalistas nos vuelven a dar la murga con el Pituco sin encomendarse a Dios ni al Diablo.

Comprendo la posición del PP, que les apoyará siempre que se apueste por Pastoriza, porque quieren ser coherentes con el cable que le echaron al alcalde hace poco más de un año cuando el Bloque quería imponerse –estaba en juego el pacto de los dos partidos- con A Brea y Vista Alegre. Pero recuerdo también el compromiso de Núñez Feijoo en campaña electoral apostando por Pastoriza como recuerdo posteriormente la rueda de prensa de Ana Pastor y el diputado autonómico de Moaña José Fervenza apoyando también esta opción para hacerla compatible con la de los vecinos de esa población. Sin embargo, reconozco que la postura más coherente y con la que estoy más en sintonía es con la de Mar-In que, al menos en este asunto, nunca se ha movido un ápice de su posición inicial.

En el gobierno del bipartito el despiste y la incompetencia es total. Ahora resulta que según propuesta hecha por el señor Ruibal –porque según dice lo ha pedido la Xunta-, han encargado a una empresa que haga un estudio sobre la demanda de suelo industrial en Marín. ¡A buenas horas mangas verdes! Por este motivo dos muchachos –varón y hembra por aquello de la paridad- andan taller por taller – pero más despistados que un pulpo en un garaje- y empresa por empresa rellenando un formulario con preguntas como “¿se trasladaría usted de sitio si hubiera un polígono industrial?” “¿necesita usted ampliar su negocio?” “¿a cuánto pagaría usted el metro cuadrado en caso de que la respuesta fuera sí?”. Marín tiene más de 400 empresas así es que tenemos informe para rato. Lo que sí sé es que el estudio de marras nos va a costar a todos 8.900 euros. Dicho de otra manera, ni siquiera en el Concello tienen ni la más mínima idea de cuánto es el suelo industrial que se precisa para Marín. Y miren ustedes que ha llovido desde que los propios empresarios por boca de sus representantes han pedido más suelo industrial cosa que vienen haciendo desde hace años. Lo dicho: calificar a este gobierno de incompetente es quedarme corto.

Pero hay más cosas sobre las que en mi opinión este gobierno no está capacitado para gobernar. El otro día se reunió la empresa Consultora Galega con varios representantes políticos del Concello para explicarles un estudio de movilidad que ha elaborado para el Ayuntamiento de Marín. Huelga decirles que esta consultora está en la órbita del Bloque (su director Daniel Risco fue Director Xeral de Vivenda en el gobierno bipartito de la Xunta y aunque inicialmente en esta empresa participó el arquitecto César Portela ahora ya no está). Esta consultora se dedica a realizar estudios de planeamiento urbanísticos y ha hecho una gran mayoría de los que se han llevado a cabo en Galicia. De su profesionalidad y buen hacer no tengo la más mínima duda y para que los del Bloque no se sientan agraviados por mis críticas contra ellos les diré que no comprendo por qué no han contratado el planeamiento urbano de Marín con esta empresa en lugar de con una riojana que por lejanía y quizás por experiencia puede no conocer tan bien la orografía y la problemática de las poblaciones gallegas como lo evidencia, si es verdad lo que ha dicho el alcalde, que el PXOM se está retrasando porque el equipo redactor aún no lo ha acabado.

Pues bien, en esa reunión que les mencionaba, los técnicos que se presentaron en el Ayuntamiento reconocieron que no era necesario hacer ningún estudio para peatonalizar algunas calles del casco urbano como lo había pedido la oposición. Les tengo que recordar que el señor Muradas –que es como la contradicción andante- se opuso a cualquier peatonalización hasta que no se hiciera un estudio al respecto. Me imagino cómo se le debió de quedar la cara al concejal Muradas tras escuchar a esos técnicos. Bueno, no me lo imaginó. Lo sé. La cara se le quedó como lo que es y nunca ha dejado de ser por mucho que lo intente: un burócrata del Apparatchik.

Pero no se me cansen que hay algo más. En el pleno de hoy se va a tratar sobre el Ecoparque. Líbreme Dios de enmendar al señor Metropolitano que en esto sabe un montón más que yo. Pero les anuncio que hay un informe conjunto elaborado por la secretaria y por la interventora del Ayuntamiento que contraviene algunas de las pretensiones de nuestro equipo de gobierno. Estas salvedades tienen que ver, por ejemplo, con las concesiones sobre la cafetería y el servicio de limpieza donde en los próximos 20 años el Ayuntamiento podría cogerse los dedos y también, por ende, todo el pueblo de Marín. Hoy tendrán la oportunidad, siempre que socialistas y nacionalistas quieran ser transparentes y claritos en su exposición -cosa que me permito dudar- , para enterarse mejor.

————————————————-

———————————-

Diario de Pontevedra

Jueves, 10 de diciembre de 2009

———————————————

Faro de Vigo

Jueves, 10 de diciembre de 2009


Discrepancias

diciembre 1, 2009

Unha cousa debemos ter clara: Marín está a vivir un momento histórico moi importante no eido da nosa economía.
Eu voto de menos a reacción dos empresarios que, ata o de agora, nin aparecen nin opinan nin actúan. E ademais sinto indignación pola irresponsabilidade de Fran Veiga que non sabe rodearse dun equipo eficiente de expertos en asuntos económicos que o sepan aconsellar de maneira sensata. Porque sexamos claros, ¿que entende o Vilaboa de polígonos industriais? ¿Que saben estes o que é un porto seco?
Non se trata de ter ou non ter boas intencións. Trátase de saber o que se fai. E se non entenden destas cousas que pregunten a quen sabe.

Por unha banda está o tema do polígono industrial, que ainda non está claro. Mentras os dous grupos da oposición abogan por Pastoriza, unha superficie que Marín compartiría con Moaña e cuios gastos serían sufragados por o Estado e por as Consellerías corerespondentes, o equipo de goberno, incomprensiblemente, está a practicar unha política obstrucionista impedindo por todos os medios que ten ó seu alcance que este proxecto se leve a cabo. Ninguén sabe por que, posto que non hai estudios que xustifiquen a súa inviabilidade.
Por outra banda o retraso calculado que está a sofrir o PXOM sin motivo que o xustifique.
E por último a busca de solucións no monte Pituco para dous problemas distintos, posto que unha cousa é un polígono industrial e outra distinta un porto seco.
Decíame hoxe un economista que leva moitos anos facendo proxectos para polígonos, que un porto seco ten que ter necesariamente unha vía de tren, e se non hai acceso ó tren as capacidades veríanse tan reducidas que os empresarios do porto terían que marchar para Vilagarcía. Parece ser que nin o alcalde de Marín nin o de Pontevedra teñen demasiada idea de que vai o asunto.

Según din Fran Veiga e mais  Viloaboa, o Pituco vai ser a solución a todos os problemas empresariais, industriais e portuarios de Marín.
Con perto de 400.000m2 (que se quedarán en menos unha vez feito o proxecto), é a única alternativa coa que conta o noso equipo de goberno para dar cabida os empresarios do porto, os empresarios das industrias varias que hai en Marín, e os posibles empresarios que veñan de fora a levantar aquí os seu negocios.
O alcalde, que sempre amosou unha cortedade de miras preocupante, nunca quixo que se fixera o estudio de Pastoriza, sólo para fastidiar á oposición, e agora, puxando polo Pituco, busca o consenso apresuradamente, pretendendo que todos os grupos políticos apoien unha idea que non parece moi acertada, posto que é clarísimamente insuficiente, conta coa oposición de moita xente e, ainda porriba, aos empresarios do porto non lles gusta nada, según as declaracións que lemos hai uns días na prensa.
Así están as cousas e así volas conto

—————————————–

erasmo

Vie Nov 27, 2009 7:16 pm

PERDER EL TIEMPO
Me han leído en estas páginas que cuando los políticos lo hacen bien hay que alabarles, cuando lo hacen mal hay que criticarles y cuando abusan del poder hay que denunciarles. Pues bien, sin que sirva de precedente, tengo que reconocer que el alcalde de Marín, “Fran el Desdichado”, ha estado por una vez bien en la respuesta que le dio al alcalde de Pontevedra en el consejo del Puerto celebrado ayer, en el que éste remitió una propuesta al Puerto y al Ayuntamiento de Marín para crear un puerto seco…en terrenos de Pontevedra. Ya está bien con el alcalde y los concejales capitalinos que nunca les ha importado el Puerto de Marín un bledo y ahora, a río revuelto, quieren sacar tajada a costa de los intereses de nuestro pueblo. Y, por cierto, meto en este saco también al presidente de la Diputación, el señor Louzán, del PP, que ha hecho declaraciones estentóreas y fuera de lugar respecto a la sentencia del TC sobre la ampliación del Puerto cuando, con supina ignorancia, se ha puesto a hablar del puerto seco. Algún día, les prometo, escribiré sobre el papel de las Diputaciones en España y su anacronismo en la Administración del Estado. Para mí no son más que focos de caciquismo político que sobran en los tiempos actuales (espero que mis amigos del BNG estén satisfechos).

Pero, dicho esto, tengo que volver otra vez a criticar a nuestro alcalde porque su actitud entre bambalinas calentándose los cascos con el señor Louro y compañía mirando más al pasado que al presente y futuro, deja mucho que desear. En el Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de Puertos, ya le han mandado más de un mensaje, o sea le han llamado la atención, para que sea más prudente en sus declaraciones que no hacen más que enturbiar un proceso que no conviene a la imagen del Puerto y que actúa como una rémora de nuestra principal fuente generadora de riqueza.
Yo sé que tanto el alcalde como el concejal Vilaboa quieren hincarle el diente a la portavoz del PP, María Ramallo, en este asunto. Pero están errando el tiro. Lo que tenían que hacer es ponerse de acuerdo con ella para hacer un frente común, junto con el otro grupo opositor, Mar-In, para defender entre todos nuestros intereses. María Ramallo no es culpable de nada porque la presidencia del Puerto la desempeñó entre 2003-2005, años después de que se proyectaran las obras de ampliación. Aquí lo que se impone es cordura y sentido común, como he dicho tantas veces.

Ahora que la Xunta ha aprobado las directrices de un plan estratégico para el desarrollo de Galicia, Marín no puede quedar el margen de ser una zona logística de primer orden. El “lobbyng” es lo que impera hoy en día. Por eso todas las fuerzas políticas marinenses deberían remar en la misma dirección para conseguir lo mejor para nuestro pueblo y nuevas inversiones. Los socialistas y los nacionalistas que gobiernan en Marín tienen una oportunidad de oro para dar el “okey” al estudio de Sepes para crear un gran polígono industrial en Pastoriza –desde marzo no han dicho esta boca es mía, pese al acuerdo del Congreso de los Diputados- y también tienen una gran oportunidad para que gran parte del dinero que va a venir del plan para las administraciones locales en 2010 se destine a este fin. A ver si se enteran de una puñetera vez que el Pituco no es alternativa de nada.

Lo que nuestro alcalde debería hacer es apoyar la propuesta que María Ramallo va a presentar dentro de dos semanas en el Congreso para que se destinen 2 millones de euros del presupuesto del Estado a Pastoriza. Si tiene amigos en las altas instancias debería movilizarlos. Pero me temo que esto no va a ser así. Por de pronto, el lunes está convocada una reunión informativa sobre este asunto en el Ayuntamiento que, no se me asusten, presidirá el señor Muradas en la comisión de régimen interior, obras en el casco urbano y parques y jardines. Yo no sé qué pinta este asunto en esa comisión como tampoco sé por qué el alcalde no convoca la junta de portavoces para tratar sobre este tema. Pero, en fin, como tenemos a esta tropa tan mal preparada puede pasar de todo. Miedo me da porque se está perdiendo un tiempo precioso por hacer algo por Marín.

El alcalde ha reconocido –ya era hora- de que el PXOM está en “stand by”. No sé por qué no le da caña y apremio al equipo redactor. Hace más de un año todo eran prisas para sacarlo adelante y ahora todo son frenos para no sacarlo. A este paso tendremos PXOM con el humo de las velas. La Xunta no sabe nada desde hace dos años sobre el planeamiento de Marín y una vez que se le remita necesitará al menos cuatro meses para darle el visto bueno. Que se aclare de una vez nuestro equipo de gobierno porque desde hace un año están pendientes las alegaciones formuladas por los vecinos (el plazo para presentarlas expiró en diciembre de 2008) y le recuerdo a nuestro regidor que ésta es la única competencia que se ha arrogado para sí mismo en esta legislatura. Aunque también hay que añadir que más que el alcalde ha sido el señor Vilaboa el que ha manejado todos los hilos en el cocimiento del PXOM. Por apuntarse al carro, hasta el concejal nacionalista se ha apuntado a lo del Pituco como puerto seco. ¡Ver para creer! Dios los crea y ellos se juntan.

———————————————-

erasmo

Mar Dic 01, 2009 12:34 am

REUNION TENSA DE PORTAVOCES

La Junta de Portavoces de los grupos políticos que ayer, lunes, se celebró en el Ayuntamiento de Marín fue una sesión que podíamos calificar de tensa. En ella se abordó la iniciativa del alcalde de Marín de hacer un comunicado y una moción conjunta sobre la instalación de una zona industrial en el Pituco como respuesta al problema planteado por la sentencia del Tribunal Supremo sobre la ampliación del Puerto.

Con esta iniciativa, el alcalde pretende contrarrestar la ofensiva de su homólogo de Pontevedra que, por el mismo motivo, plantea su alternativa para dar solución a un supuesto traslado de las empresas a zonas industriales de la capital que podrían verse afectadas en el caso de que se cumpla la sentencia del TC.

La sesión fue tensa porque la oposición, PP y Mar-In, no están por aceptar un trágala del alcalde marinense -que además no sirve-, al que ahora la asaltan las prisas después de que durante los dos años largos que llevamos de legislatura ha estado mareando la perdiz con el PXOM sin que hasta el momento haya una solución de suelo industrial.

En la reunión, María Ramallo le echó en cara al alcalde su actitud crítica hacia su persona en las declaraciones que ha hecho a la prensa sobre este asunto, culpándola a ella y a su partido de todo el problema, si bien ahora venía pidiendo árnica para montar su estrategia frente al alcalde capitalino. Veiga le respondió que todo se debió a una “primera reacción” y admitió en cierta manera su culpabilidad y falta de tacto en sus declaraciones. Ramallo le contestó que la cosa no estaba nada clara porque hasta hace muy pocos días el nacionalista Vilaboa estaba saliendo en la prensa con unas declaraciones similares a las del alcalde.

La misma actitud crítica expresó también la portavoz de Marín, Isabel Martínez, quien inquirió al alcalde sobre la tardanza en convocar la Junta de Portavoces para abordar este asunto, mientras que ahora a éste le acucian las prisas. También preguntó Isabel Martínez si la iniciativa del alcalde contaba con el respaldo de sus socios de gobierno, a lo que el concejal y teniente de alcalde, Manuel Rubial, saltó como un resorte diciendo que, en efecto, esta era una iniciativa suscrita por PSOE y BNG.

Por otra parte, ayer también se reunió la comisión de régimen interior, obras en el casco urbano y parques y jardines donde se abordó la propuesta para que los Presupuestos Generales del Estado 2010 contemplen 2 millones de euros de inversión para la realización de un parque industrial en Pastoriza y que la portavoz del PP, María Ramallo, va a defender la próxima semana en el pleno del Congreso de los Diputados. El señor Muradas, responsable de la comisión, dijo tajantemente que no lo apoyaba sin dar, por cierto, ninguna explicación razonable ni ninguna argumentación sólida. Fue el no porque no.

Cada vez me reafirmo más en lo inconsistente que es nuestro equipo de gobierno ante una cuestión que es vital para Marín y que no me cansaré de repetir. Con su actitud está haciéndonos perder a todos un tiempo precioso y está suponiendo un tapón histórico para el desarrollo de nuestro pueblo. Socialistas y nacionalistas están actuando contra los intereses de Marín. El Pituco no es solución de nada, ni de futuro industrial ni solución para la sentencia del TC sobre la ampliación del Puerto. ¿O es que cree nuestro alcalde que Gonvarri se iría al Pituco? Nada más lejos de la realidad. Por dos razones, en primer lugar porque al Pituco no puede llegar una línea ferrovaria y porque el terreno es insuficiente para toda la demanda que hay en Marín en el presente y en la que supuestamente podría haber en el futuro, además de técnicamente desaconsejable por razones orográficas, medioambientales y de patrimonio histórico.

El mismo error que está cometiendo el alcalde “Fran el Desdichado”, lo está haciendo también el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Lores –quien por cierto lleva 12 años sentado en el consejo del Puerto- y el presidente de la Diputación, el señor Louzán, que se ha sumado a este par de corifeos que en cuestión de polígonos industriales y puertos secos no tienen ni pajolera idea de lo que están hablando.

Una cosa es el problema del Puerto y otra cosa es la cuestión del Pituco. Ambas deben estar claras para saber a lo que nos enfrentamos. El alcalde de Marín no tiene una solución para el problema planteado por el TC, sencillamente porque no existe una solución. Ni hay 300.000 metros cuadrados disponibles en Marín ahora mismo ni llega el tren a ninguna parte de nuestro pueblo. Este alcalde no se entera de nada y mientras permanezca ciego seguirá dando palos de ciego. Si quiere defender el Pituco como única alternativa para crear suelo industrial que colme las necesidades actuales y de futuro de Marín, le tenemos que decir claramente que también la solución es equivocada y no es la más conveniente para los intereses de Marín. Yo ya no sé como hacerle entender que la solución es Pastoriza en donde podrían disponerse de más de un millón de metros cuadrados y donde no colisiona con intereses vecinales ni medioambientales. Le seguiremos recordando, al mismo tiempo, por qué no da el visto bueno para que la Sepes inicie los estudios correspondientes como lo pidió el Congreso de los Diputados hace ocho meses.

Debe quedar muy claro para todos los marinenses quiénes están por la labor de desarrollar un futuro económico e industrial que ofrezca ciertas garantías en Marín para las próximas décadas y quiénes se oponen a ello. En Marín, por culpa de PSOE y BNG, corremos el riesgo de quedarnos atrás, creánme porque sé de lo que estoy hablando. En un mundo globalizado, competitivo, en el que estamos, tomar una decisión errónea como puede ser la instalación para las industrias -no sólo de las que ya están sino de las que podrían venir de afuera- es perder el tren del futuro para muchos años habida cuenta que tenemos la gallina de los huevos de oro que es el Puerto. Matar la gallina de los huevos de oro es matar nuestras ilusiones legítimamente ambiciosas de llegar a más, a mucho más, además de garantizar que nuestros jóvenes de ahora y los que vengan después tengan empleo estable en su comarca y no tengan que desplazarse fuera de Marín.

La creación de riqueza económica, cultural, de empleo, social y de bienestar no se hace de otra manera que asumiendo riesgo empresarial, sentando las bases y condiciones necesarias y suficientes para que ese riesgo pueda ser asumido por los emprendedores con garantías y permitir un clima de estabilidad para los próximos decenios. Contamos en Marín con un equipo de gobierno que no está pertrechado para afrontar este importante tema. A los hechos me remito. Y no sólo eso. Contamos también con un alcalde cuya legitimidad democrática sólo es comparable a su incapacidad técnica y política para hacer frente a la situación. Las decisiones no son buenas o malas por sus efectos a corto sino por su consistencia a largo. Solo tendremos empleo si hay empresarios y la misión de todo buen gobernante es facilitar la labor de los que generan trabajo. El bipartito que gobierna en Marín es incapaz, por lo que se ve, de asumir esa responsabilidad. Poner palos en las ruedas del progreso por puro prejuicio ideológico –como están haciendo quienes nos gobiernan- a lo mejor es ser antimarinense. ¿No lo habían pensado? Yo no solamente lo pienso sino que además lo constato y certifico.

———————————–