Touriño na vía rápida 2

O alcalde de Marín estaba encantado, estas cousas son as que lle gustan a el, o motivo polo que entrou na política. Inda porriba, o de Pontevedra non falou nada e todo o protagonismo foi para Marín. Todo un honor!
Para dez minutos que estiveron debaixo da carpa non se escatimaron medios tecnolóxicos, coma unha super estufa, digna dun pais nórdico, deses do primeiro mundo. E o asunto audiovisual non digamos. A campaña electoral xa está en plena fervura.
Cando lle preguntaron á señora Caride pola xente afectada por este vial, parece que levantou a man e fixo unha pequena sacudida no airo, coma quen espanta unha mosca, e respondeu que en todas estas obras tan “importantes” hai pequenos afectados sin importancia, pero hai que facer o mellor para o ben público, por suposto.
Mentras ela falaba, oíanse ó lonxe os berros dos que protestaban e pedían, unha vez mais (a última), que se dialogara con eles, porque hai outra alternativa mellor para que este vial poida existir e facer menos dano.
En fin amig@s: cada sorriso que un político exhibe na prensa, esconde cen amarguras dalgún veciño.
————————————————————————–
Diario de Pontevedra
20 de xaneiro de 2009
diario-via-rapida-20-de-enero-1
via-rapida-diario-20-de-enero-2
diario-via-rapida-20-de-enero-3
————————————————————–
Faro de Vigo.es Pontevedra
20-01-2009
La Xunta asume el coste del futuro enlace de la ronda de Marín con Pontevedra y el puerto
La Conselleira de Política Territorial tiene el “firme compromiso” de Fomento para financiar este nudo, valorado en 14 millones
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

Touriño pone la primera piedra de la obra ante la conselleira Caride y los alcaldes Veiga y Lores.  G. S.

F.M. – PONTEVEDRA Las máquinas de la empresa constructora comenzaron a trabajar en la segunda fase de la variante de Marín -la que unirá esta vía con Pontevedra-, al mismo tiempo que el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, colocaba ayer la primera piedra de la obra. El titular del Ejecutivo autonómico, acompañado de la conselleira de Política Territorial, María Xosé Caride, y de los alcaldes de Pontevedra, Miguel Lores, y de Marín, Francisco Veiga, inauguraron la obra, entre el ruido que generó la protesta de medio centenar de vecinos de las zonas afectadas, que acudieron al acto para mostrar su oposición al trazado.
El presidente Touriño defendió el proyecto como una actuación que, al margen de mejorar la movilidad viaria entre las comarcas de Pontevedra y O_Morrazo, genera “emprego, benestar e calidade de vida” para el conjunto de la ciudadanía.
La conselleira Caride, que fue objeto de las principales críticas de los afectados -al parecer por no recibirles-, les aludió en su discurso afirmando “que a Administración comprométese a compensar axeitadamente a aqueles propietarios que se vexan afectados”, tras recordar que la función de la Administración pública es “velar polo interés xeral” asumiendo, por otra parte, que “en toda infraestructura que se faga en Galicia haberá perxudicados particulares”.
Nuevo nudo
La carretera que ayer se inició da continuidad a la variante de Marín hacia Pontevedra, con un trazado de 4,4 kilómetros y un presupuesto de casi 34 millones de euros. La Xunta ha decidido además -según anunció la conselleira Caride- asumir en el proyecto el coste de la remodelación necesaria en el nudo de conexión de esta vía con la ciudad de Pontevedra, el puerto de Marín y la autopista AP-9, al margen de que confía en que el Ministerio de Fomento financie esta parte del trazado, valorado en unos 14 millones de euros. “Non está incorporado o incremento dos costes da obra, pero temos o compromiso firme de que o ministerio farase cargo dese enlace”, explicó Caride.
El vial unirá el núcleo de Regueiriño (en el municipio de Marín) con la PO-12, en Lourizán, a la altura del acceso a la AP-9. El trazado tiene tres carriles en la mayor parte del tramo, con un ancho de 12 metros.
Incorpora tres viaductos (Almuiña, A_Igrexa y sobre la carretera PO-546 de Pontevedra a Marín), un paso superior y tres inferiores. La obra tiene un plazo de ejecución de dos años.
Además de comunicar el cinturón perimetral de viales de Pontevedra con la zona de O Morrazo, la nueva carretera tiene también una especial importancia para Marín, al evitar el paso de numerosos vehículos por el casco urbano, lo que implicará una mejora de la seguridad viaria, tanto para los conductores como para los peatones. En este aspecto incidió el presidente de la Xunta, que aludió al empeño de la Administración autonómica en eliminar los tramos conflictivos de las carreteras gallegas.
Puerto
Touriño hizo hincapié además en la ventaja que supone este vial para la actividad del puerto. El presidente explicó el proyecto de crear una “potente malla” de comunicación entre los puertos gallegos. “Defender o futuro, a competivitidade e o emprego” son, según Touriño, otros objetivos de infraestructuras como la que ayer se inició.
La mejora de las infraestructuras y la comunicación en el área urbana de Pontevedra será, según Touriño, la consecuencia más visible para los ciudadanos de concluir esta variante.
El alcalde de Marín, Francisco Veiga, aludió también al “interés colectivo” de esta infraestructura, ya que “aliviará el colapso habitual del tráfico” en esta villa -explicó- y hace del municipio “un espacio más habitable”. Pese a las quejas que ahora puede suscitar la obra, “resultará imprescindible en el futuro”, afirmó Veiga.
También María Xosé Caride recordó las retenciones de vehículos que se forman en el centro de Marín cada verano por los accesos a las playas. “Esta infraestructura de altas prestacións configúrase como un eixo que, ademais de dar servizo aos tráficos entre Pontevedra e Marín, mellorará notablemente as comunicacións co concello de Bueu”, añadió la conselleira.

————————

Na versión Impresa do Faro tamén aparece isto:

os-da-via-rapida

——————————————-

a-brea

politicos

protestas-via-rapida

—————————————————————————————————

La Voz de Galicia

20-01-2009

El Vial Pontevedra-Marín tendrá tres carriles en casi todo el trayecto

El nuevo nudo de Celulosas elimina las peligrosas entradas por el lado izquierdo en la autovía de la costa

Caride prevé que en menos de dos años pueda entrar en servicio el tramo pontevedrés de la variante

var d = new Date(1232406000000);

Veintisiete meses después de que se inaugurase el trayecto entre O Regueiriño y Ardán, ayer arrancaron las obras del tramo pontevedrés de la variante de Marín que conectará el tramo ya construido con el nudo de Mollavao, a escasos metros de Celulosas. Una vez que se complete la variante, se espera un alivio del tráfico en la autovía de la costa Pontevedra-Marín y en la avenida de Ourense hasta la Escuela Naval. Hasta que llegue ese momento habrá que esperar algo menos de dos años.

La obra fue licitada con un plazo de ejecución de dos años. No obstante, la conselleira de Política Territorial, María José Caride, se mostró ayer optimista y aseguró que los trabajos se ejecutarán «en algo menos de 24 meses». También dijo que «en menos de dous anos estaremos aquí inaugurando ese novo vial».

De los 4,4 kilómetros de recorrido de la nueva vía, un total de 4 llevarán tercer carril, según destacaron los técnicos responsables de la obra. Se intenta así agilizar el tráfico que se prevé intenso en verano y que, según algunos colectivos vecinales, hubiese requerido una autovía de cuatro carriles para poder canalizarlo con seguridad.

La construcción del nuevo tramo supondrá una completa remodelación del nudo de Mollavao. Una gran rotonda superior permitirá eliminar las peligrosas entradas por la izquierda en la autovía de la costa que ahora existen cerca de Celulosas.

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, acompañado de los alcaldes de Pontevedra, Miguel Fernández Lores y de Marín, Francisco Veiga, puso la primera piedra de la obra justo en el lugar donde termina el tramo O Regueiriño-Ardán ya construido. Touriño eligió para este acto el mismo lugar en el que el PP convocó un acto en fechas recientes para protestar por el retraso en la ejecución de la nueva vía, iniciada en los tiempos de Xosé Cuíña al frente de Política Territorial

La Xunta prevé 34 millones de costes pese a adjudicarla en 20

La Xunta sigue manejando un presupuesto de 34 millones para abordar el tramo pontevedrés de la variante de Marín, pese a haber anunciado su adjudicación a Constructora San José en 20,5 millones pocos días después de iniciarse el año. En esos 20,5 millones va incluida la remodelación del nudo de Mollavao al completo.

Caride advirtió a preguntas de los informadores que en los 20,5 millones no están incorporados «os posibles incrementos de coste que puedan existir durante a execución da obra». La conselleira explicó que «sempre rematamos pagando bastante máis e, polo tanto, para nós a cifra oficial é as que Administración saca co valor do proxecto, que son eses 34 millóns».

La conselleira también señaló que existe el compromiso de que Fomento pague la mitad del nudo de Mollavao, que costará 14 millones. No obstante, Política Territorial prefirió adjudicar la obra sin aguardar al convenio con Fomento para no originar más retrasos.

En el 2009, la Xunta tiene presupuestados 6,5 millones para la variante (5,8 en el 2010) y 3,8 para el nudo (5,6 en el 2010). En estas cantidades no están incluidos los 7 millones de euros que debe aportar el Ministerio de Fomento.

———————-

Lores no pudo hablar: jugaba, por poco, fuera de casa

En la carpa con estufas

La industria inaugural no para de progresar. Ayer, la carpa en la que se soltaron los discursos de la variante mostró los progresos tecnológicos en la materia, entre ellos, una estufa que para sí quisieran en la media Europa sin gas ruso. Fue sin duda una clara demostración de I+D+I en la materia.

Bajo el plástico, quedó patente el deseo de los socialistas pontevedreses de arropar a Touriño y a Caride, máxime después de que la ciudad acogiese con frío polar la inclusión de la conselleira en las listas del PSOE.

Allí estaban Antón Louro, Pose, Guillermo Meijón, Teresa Casal, Juan Muradas, José Valcárcel, José Antonio García Lores, Maica Larriba (delegada de Presidencia) o Isabel Domínguez (delegada de Política Territorial).

Habló el alcalde de Marín para decir, entre otras cosas, que su ciudad vive un «troco relevante» con la nueva variante, la futura obra de la avenida de Ourense y el centro de salud. Habló Caride para advertir a los propietarios afectados por sus proyectos que pondrá por encima el interés general, así como las infraestructuras que mejoren movilidad y seguridad. Habló Touriño de una «potente malla» viaria en torno a los puertos.

Quien no pudo ni abrir la boca fue el alcalde de Pontevedra, Miguel Fernández Lores. Motivo: estaba, por unos pocos metros, fuera de Pontevedra, en concreto, en Marín. Así, que ni una palabra, pese a que el vial discurre casi íntegramente por Pontevedra. Estaba fuera de casa, según el protocolo inaugural. Así que el alcalde de Pontevedra tuvo que limitarse en Marín a escuchar el agradecimiento de Caride al Concello por ayudarle a elegir trazado.

Atrás quedan aquellos tiempos en que alcaldes de todo signo político y latitud eran invitados a hablar por el prócer de turno a riesgo de escuchar incluso cosas bastante desagradables. Ahora impera la ley del silencio. Son los progresos del protocolo inaugural .

—————————————————

san-xulian-e-via-rapida



Anuncios

One Response to Touriño na vía rápida 2

  1. […] “Touriño na vía rápida” e “Touriño na vía rápida 2“ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: